Diario secreto: anécdotas de mis viajes

¡ Bienvenidos mis queridísimos fans a otro de mis maravillosos post!. Llevaba unos días pensando sobre qué escribir hoy y de ésto que una noche a las 2-3 de la mañana me dije ¡Luis! cuenta las anécdotas graciosas (y no tan graciosas) que te han pasado en tus viajes. Para no aburriros os contaré sólo algunas aptas para todos los públicos (si queréis que cuente anécdotas para público adulto acepto billetes de 500€(ups no sé como ha sonado ésto en vuestras mentes y tampoco sé si se puede poner un paréntesis dentro de otro paréntesis pero oye…alegría)).

¡Comenzamos con las anécdotas!

  1. Irlanda y la oveja viajera

He estado en Irlanda en un par de ocasiones (deseo volver pronto y si puede ser en San Patricio). Fue hace muchos años en plena adolescencia (no pongo imagen de entonces ya que la humanidad no necesita ver eso). Uno de los días que hicimos una excursión grupal de unos 50-60 chavales nos dejaron tiempo libre y nos dieron dinero por una actividad que no pudimos realizar así que mientras todo el mundo se fue a gastárselo en ropa , juegos o lo que fuese yo dije me voy en barco.

No recuerdo muy bien si era en Waterford o en Wexford pero allí había un barquito de éstos que hacen un viaje de ida y vuelta en un par de horas bordeando la costa. Me acerqué y vi al “marinero” amarrando el cabo, le pregunté si iba a salir, me dijo que sí, me explicó la ruta , el precio y me preguntó: ¿de dónde eres? y le dije que de España a lo que el respondió ! ahhh sí España, ETA (grupo terrorista) mi cara debió ser algo como así:

Total que al poco de zarpar (íbamos unas 6-7 personas) nos dijo el hombre que pasásemos al salón interior a tomar el té. Así que ahí me podéis imaginar a mi con mi juventud en una mesa con mantel de flores tomando té con leche y pastas junto a gente desconocida. Todo un poco surrealista.

Después de un agradable viaje viendo la costa y ya pensando que estaba a salvo a 3 minutos de llegar (por una especie de canal) una oveja decidió lanzarse desde la hierba a nuestro barco y ¡sin pagar! vaya susto.

PD: la oveja sobrevivió

 2. Brasil : La pasajera tripolar-psicótico-agresiva , la picadura y el baile de São Longuinho

Bueno empezaré por orden:

La primera vez que fui a Brasil estaba muy emocionado. Primera vez que iba a estar fuera por mucho tiempo, primera vez que iba a ir a otro continente, etcétera etcétera. Al poco tiempo de despegar justo en la fila de mi lado en el avión empecé a ver que una señora no paraba de mirar a todas partes bastante alterada (casi como la niña del exorcista pero ella era alemana). Las azafatas se le acercaban y le pedían que se calmase  . Para mi que iba un poco…

 

Bueno total que a los dos minutos la mujer no parecía calmarse y de repente, como si fuese spiderman, saltó de su asiento y empezó a andar por los reposa-brazos de los asientos dirigiéndose a la parte posterior del avión. Yo pensaba uhhhhh morimos, no voy a ver El Cristo Rendentor. Tras unos minutos de ruidos las azafatas acompañaron a la mujer a su asiento. A los dos minutos se durmió y ya no despertó hasta que llegamos (bueno supongo que despertaría) ¿que pasaría por la parte trasera del avión? …

Respecto a la picadura

Bien, no digáis nunca esta palabra en Brasil , prohibida ¿vale? Os contaré el porqué. Estaba en una comida con familiares y amigos de mi familia en São Paulo cuando vi la marca que me había dejado un mosquito (una picadura) así que en la conversación dije : tengo una picadura. Las reacciones fueron múltiples : desde rostros de sorpresa con ojos como platos hasta risas. No recuerdo quién me dijo ,¿en serio tienes una picadura? , dura es dura como en español pero la pica es tu “cosita” de ahí abajo. Ahí comprendí todo y tuve un doble sentimiento de tierra tragame y ¡yas!

Corramos un tupido velo…

Nada más que llegué a Brasil en mi último viaje a este fantástico país cogí un taxi del aeropuerto a la casa en la que me iba a quedar. Cuando llegamos al destino saqué la maleta , me despedí del taxista y a los 10 segundos una palabra apareció en mi mente : ¡mierda! me había dejado la mochila de viaje en el asiento de detrás con el ordenador portátil, la cámara de fotos, las gafas y el pasaporte (para esto también hay gif)

 

Llamamos al aeropuerto y la primera pregunta que me hicieron fue:

  • ¿Has cogido los taxis de nuestra compañía o los que había “ilegales” de color negro?
  • ¡Los vuestros los vuestros! Respondí .

Recuerdo aquel momento en el que salí por la puerta. A la izquierda estaban los taxis de la compañía del aeropuerto y a la derecha los otros . Menos mal que cogí los “””buenos”””.

Mientras esperabamos a ver si el taxista se había percatado de mi mochila u otro pasajero se la había quedado mi tía me dijo que le pidiese a São Longuinho que apareciese la mochila (versión brasileña de San Cucufato) y que si apareciese tendríamos que hacer una cosa…

Lo malo de todo esto es que nada más llevar mi familia quería que fuésemos a playa Baleia. (recordarme que os cuente sobre este lugar paradisíaco) , dijeron que salíamos igualmente y que ya recuperaría la mochila. Justo cuando salíamos llamaron ¡yes, São Longuinho en acción!. Pasamos por el aeropuerto y mi tía Pilar me dijo que debíamos dar 3 saltos en honor al Santo . Como soy fan de los gifs he encontrado uno perfecto (la gente nos miraba asombrada):

Brasil dio para muchas anécdotas.

3. Utrecht: Sin bici en la nieve

Utrecht es una ciudad fantástica (muchas personas ya leyeron sobre ella aquí). Yo viví unos meses allí. Recuerdo que llegué a finales de Enero, un sábado. Las temperaturas que rondaban los 3ºC grados por el día y los -6ºC por la noche. El lunes tuve que ir a una reunión y todo el camino estaba helado. Días más tarde mi compañero de piso me enseñó unas suelas que se ajustan a tus zapatillas para no resbalar.

Como no tenía bicicleta todavía fui andando a mi destino (unos 6 km). Como mínimo vi a 5 o 6 personas en bicicleta caerse y patinar por los caminos. Pensé como sea así todo lo que sea de invierno…

Llegó un punto de mi travesía en la que sólo había carril bici. Ni acera, ni camino de tierra ni nada. Las bicicletas tienen tanta prioridad en éste país que a veces se les olvida que algunos caminamos. Así que nada me puse en un lado y mientras tanto los ciclistas pasaban a mi lado (seguro que pensarían : éste G**%%O**$ donde irá. Para colmo se puso a nevar (y en los Países bajos no suele nevar en exceso al encontrarse bajo el nivel del mar). Aquí también tuve una mezcla de sentimientos :

 

Al final conseguí llegar (empapado y con mucho frío) a mi reunión.

En Amsterdam (tenéis dos post maravillosos de la ciudad, aquí) también tuve anécdotas muy buenas que algunos amigos conocen y otras que no conocen y que me reservo para más adelante

Si has llegado hasta aquí : ¡¡muchas gracias por leerme y espero que al menos te hayas reído!!

Recuerda que nuestro buscador es mágico y encuentra los mejores precios (haz click sobre el oso)

Article by Luis Sigvel

Ambientólogo, amante de la naturaleza (en especial de las plantas). También me encantan las series y ...¡¡viajar!!

This Article Has 29 Comments
  1. Carlos dice:

    Estupendo, útil y divertido como siempre Luis, gracias por compartirlas. Un abrazo.

    • Luis Sigvel dice:

      Hola Carlos! me alegro que te haya parecido divertido! seguro que tu tienes también alguna que otra anécdota de tus viajes!

      Un saludo

  2. Muuuuy divertido chicoss!!

  3. Maria Eugenia dice:

    Muito divertido!!!
    Vc pulou alguma outra vez,três pulinhos para São Longuinho.

  4. Jajaja buenísimo! Lo de la oveja me ha encantado! Y lo de la picadura un dato muy importante! Jajaja tienes que hacer más post de estos!

    • Luis Sigvel dice:

      jajaja muchísimas gracias !! me alegra que te gustase y que al menos te haya sacado una sonrisa… prometo volver a escribir algún que otro post de éste estilo y animaré a Valeria a que lo haga también.

  5. paula dice:

    Me ha encantado, me he reído mucho, aunque yo me sé alguna más de tus anécdotas 😉 😉

  6. Sole dice:

    Me encanta!!! ?

    Me encantan los gifts, son perfectos. Y me encantan las anécdotas! He ahí la verdadera magia de viajar!! ✨

    He llegado a pasarlo mal con la mujer psicotropica, seguro lo solucionaron con algún dardo tranquilizante… ?

    Hasta el próximo post!

    Paz! ✌️

    • Luis Sigvel dice:

      La mujer era una mezcla de hulk y spiderman pero algún tranquilizante le darían si si. Hoy en día no creo que le hubiesen dejado coger el avión. Con la pastillita viajaría a nunca jamás.

  7. Clara Andres Ibarzo dice:

    Jajajajaja… Es muy divertido al fin y al cabo las anécdotas son la chispa de los viajes… Bravo Luis!

  8. Julia dice:

    Muy divertido, gracias por esas historias.
    Por cierto, el botón (la manita roja) no funciona, por desgracia.
    ¡Saludos!

    • Julia dice:

      El botón de “me gusta”, es decir.

    • Luis Sigvel dice:

      Vaya! pues seguiremos intentando que funcionase…se suponía que para todos aquellos registrados en wordpress funcionaba 🙁 ¡queda mucho por mejorar pero lo conseguiremos! muchas gracias Julia !! Cualquier mejora que veas en bienvenida!

  9. Marcos dice:

    Me he reído mucho con el texto. Es difícil hacer reír solo con texto pero tu lo has conseguido.

    Mis felicitaciones

    • Luis Sigvel dice:

      Hola Marcos!!

      Gracias gracias! entre todos me subís la moral al 100%

      Un saludo y a seguir leyendo nuestras aventuras cada viernes

  10. Alicia dice:

    Me he reído muchísimo leyendo este post ??? Has contando las anécdotas de tus viajes con mucha gracia y el detalle de los gifts hace que se visualicen mejor. Supongo que en su momento no serían situaciones precisamente agradables, pero sin el tipo de cosas de las que te acuerdas con el paso del tiempo y te hechas una buenas carcajadas

    Un saludo

    • Luis Sigvel dice:

      Hola Ali! la verdad que el momento de la mochila fue bastante depresivo jajaja. Además acababa de llegar a São Paulo y fue en plan…perder cámara , ordenador…menos más que são longinho actuó. Me alegro un montón que te hayas reído , es lo que más pretendía con ello , que la gente pasase un buen rato.

      Saludos!!

  11. Mary dice:

    Estas muy gracioso seguro que tienes para contarnos más cosicas eres estupendo

  12. Sara dice:

    Jajaja. Me ha encantado este post Luis, ya se q no debo hacer, ni decir en determinados paises. De todo te pasa, pero lo cuentas y lo vives con tanto humor….q le quitas hierro a la situación.

    Una vez mas, enhorabuena!!! Me encanta seguios.

    • Luis Sigvel dice:

      Hola Sara! con lectoras como tú tan fieles da gusto escribir posts!

      La verdad que aun me quedan algunas anécdotas que contar pero voy a esperar a que me pase alguna más para contarla. A ti te ha pasado alguna????

      Saludos

  13. Rosane dice:

    Qué divertido! Me he reído mucho.
    Verdad, Brasil da para muchas anécdotas! (Soy brasileña, jaja)

    Hace poco conocí el blog. Es muy bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: