Budapest : Buda, Óbuda y Pest

¡Aquí estoy! , en la capital de Hungría esperando en una fila para coger un autobús. Después de esperar  bajo un cielo que amenaza lluvia llega un deslumbrante vehículo de color amarillo. Tras varios minutos recorriendo las calles de la ciudad, con edificios coloridos algo sucede. El autobús acelera.La gente se agita y empieza a gritar. Llegamos cerca del río y en tan sólo unos segundos estamos en el agua, ¿fin del viaje? ¡No! ,es lo que tienen los autobuses anfibio, que pueden rodar tanto sobre el asfalto como navegar sobre las aguas. ¿Quieres ver como funcionan? Mira este video.

El paseo por el Danubio, el río más largo de la Unión Europea, en este medio de transporte es fantástico y a la vez distinto. Éste te permite ver alguno de los principales monumentos de la ciudad desde otra perspectiva.

Una vez en tierra me decido  a fotografiar el Parlamento , que para mí es el punto arquitectónico más importante de la ciudad.

parlamento-sellado

Parlamento y el río Danubio al amanecer

Las vistas desde Buda son fantásticas. ¿Buda? Si,antiguamente la ciudad actual se dividía en tres:  Buda, Pest y Obuda  . No fue hasta finales del siglo XIX cuando se unieron formando la actual Budapest. Primero prefiero conocer esta parte de la ciudad.

El primer punto al que me dirijo es a Los laberintos del castillo de buda donde existen fuentes por las que emana vino del que puedo beber. Primero cojo el funicular. Recomiendo especialmente coger este medio de transporte ya que no lo encuentras en muchas ciudades.  Una vez dentro la luz es bastante limitada al igual que el espacio. Recorro pasillos estrechos por los que voy encontrándome pinturas y estatuas que simbolizan antiguos Dioses como el de la fertilidad. En un ensanche me encuentro con la ansiada fuente por la cual emerge un vino fresquito. Por cinco euros que cuesta (1500 florines), ¡que menos!. Una vez que salgo de allí el cielo se ha quedado completamente despejado.

En las inmediaciones se encuentra la Iglesia de Matias de estilo neogótico con un techado en tonos amarillos que contrasta con el blanco de las paredes. En ella se han realizado innumerables bodas y coronaciones reales , en especial, de los Habsburgo. En la zona también visito El Bastión de los pescadores cuyas siete torres representan a las siete tribus fundadoras de Hungría

iglesia-matias-sellada

Iglesia de Matias

Desde allí pongo rumbo al Castillo de Buda, antigua residencia de los reyes del país. Este palacio fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987. Por sus jardines y caminos vas topándote con distintas estatuas en tonos verdosos ,al igual que su cúpula principal , las cuales debido a la contaminación y a la meteorología se limpian cada ciertos años ya que se van ennegreciendo.

7358536296_0a011ac372_k.jpg

Castillo de Buda

Después de haber visitado esta zona lo mejor es reponer energías. El plato más típico de Hungría es la sopa Goulash (típica de otros países vecinos) . Consta básicamente de carne, verduras y paprika. El postre me lo reservo para más adelante.

Para cruzar el Danubio hay que hacerlo por su puente más famoso y antiguo, el Puente de las Cadenas. Se tardó veinte años en construirse. Nada más cruzarlo tengo la suerte de encontrarme con un grupo que toca y baila la música típica.

puente-leones-sellada

Caminando un poco llego al Centrál Café, una pintoresca pastelería que conserva muebles antiguos y donde durante años se han reunido personajes ilustres de la ciudad como escritores y artístas. Me decido por esta pastelería ya que es un poco más económica que otras como la cafetería del Hotel New York Palace que merece la pena ver por dentro.

Una vez que he comido algo dulce continuo hacia el Parlamento , el cual había visto desde el otro lado del río. Sí por fuera es impresionante, por dentro lo es todavía más. Desde hace poco pueden comprarse las entradas por internet. Ver este edificio es 100% obligatorio al ser el más representativo de la ciudad junto al Castillo de buda.

vista-trasera-sellada

Parlamento

Para llegar al siguiente punto decido coger el metro, en concreto la linea M1 (amarilla) y,que recorre la Avenida Andrássy , la cual también merece la pena conocer ya que en ella se sitúan muchas tiendas . Los revisores allí son muy estrictos y suelen pedir el billete constantemente. Al final de dicha avenida se sitúa la Plaza de los Héroes . En esta plaza me encuentro con estatuas que honran  a los líderes de las tribus que fundaron Hungría. Si tienes tiempo recomiendo visitar esta plaza dos veces, una de día y otra de noche ya que la iluminación es espectacular. Transpórtate a la plaza de los Héroes : Pulsa aquí

plaza-heroes-sellada

Estatua plaza de los Héroes

Budapest es una ciudad que engancha y enamora. Me queda mucho por descubrir de la capital húngara . Aquí te dejo los mejores hoteles y alojamientos.

 

Article by Luis Sigvel

Ambientólogo, amante de la naturaleza (en especial de las plantas). También me encantan las series y ...¡¡viajar!!

This Article Has 5 Comments
  1. Joseph dice:

    Amazing. Incredible journey with my mind for this spectacular place!!! Can’t wait to be there!!!

  2. Espectacular lugar, tendré que agregarlo a mi lista! jeje

  3. […]  Bratislava, capital de Eslovaquia, es una ciudad con un encanto medieval que no debemos dejar de visitar si pensamos viajar a Viena, Praga o Budapest […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error:
A %d blogueros les gusta esto: