Amsterdam at night

Jeroen podía ver a tan solo unas millas la ciudad de Amsterdam. Su visión de la capital holandesa de mediados del siglo XVII no es la misma que nosotros podemos tener hoy en día. Él llevaba varias semanas navegando para comerciar y volvía a su ciudad. Los Países bajos, debido a su ubicación y salidas al mar, fueron un lugar perfecto para el comercio marítimo. Cuando faltaban escasos metros para llegar, Jeroen atisbó un brazo sosteniendo lo que parecía ser un farolillo de luz  roja entre la niebla. Atracado el barco, Jeroen se dirigió a la portadora del farolillo y sin mediar palabra ambos se perdieron entre las calles de la ciudad.

¿El barco de Jeroen?

En “Amsterdam by day” os cuento cosas que se pueden hacer en la ciudad , la cual de noche se transforma. Son las 19.30 y me encuentro tomando un refresco en una terraza. Desde allí veo algunas de las cúpulas y tejados típicos más bonitos del lugar, unas vistas que enamoran.

atardecer cerca de Nieuwendijk

Después, camino por sus calles iluminadas y me llaman la atención los ganchos que tienen en lo alto las casas. Estos se usan para subir muebles e introducirlos por las ventanas ya que en muchos edificios las escaleras son muy estrechas. También se nota que algunas fachadas están inclinadas hacia la calle lo que se debe a un antiguo impuesto por el cual se pagaba por anchura de fachada; inclinándolas hacia afuera ganabas unos pocos metros sin pagar más . A mi paso, como no, me acompañan los canales que son todavía más bonitos de noche. Los puentes iluminados permiten obtener fotos de postal. Existen numerosos tour por los canales . ¡No te vayas de la ciudad sin navegar por ellos!

Puentes de Amsterdam al anochecer

Me dirijo al distrito más transitado de la noche de Amsterdam, el Barrio Rojo. Dicha zona recibe su nombre debido a que sus escaparates están iluminados con tubos fluorescentes de color rojizo los cuales crean un ambiente diferente en sus calles del centro de la ciudad. Allí decenas de mujeres ejercen el oficio más antiguo del mundo de manera legal y bajo unas normas de seguridad e higiene altas. Antiguamente las mujeres colgaban farolillos rojos en las puertas de los lugares en los cuales ejercían la prostitución, de ahí, que actualmente se mantenga esta estética. Además, en siglos pasados esta zona estaba controlada por el Sheriff el cual “supervisaba” tanto a las mujeres como a los clientes, la mayoría marineros.

No es recomendable ni tomar fotos ni grabar vídeos ya que puedes tener algún percance con las trabajadoras del lugar, las cuales, con razón te dirán que no lo hagas.

Aun así puedes ver el barrio rojo en este vídeo con un mensaje final para que entiendas que no es oro todo lo que reluce.

Como has podido ver, son muchos los turistas de cualquier edad y género  que se acercan a conocer el Barrio Rojo. Y es que, no puedes irte de Amsterdam sin pasear por sus calles. En la zona existen multitud de tiendas de todo tipo como : Restaurantes, galerías de arte, sex-shops y algunas otras tiendas curiosas. La que más me llama la atención es la Condomerie, una tienda que vende preservativos originales; desde  los típicos hasta otros con forma de perro, gato o avión. Míralos en su web

Tras un rato paseando por sus calles me dirijo a una terraza situada en uno de los múltiples puentes de Amsterdam. Subiendo el puente, me encuentro a una altura de  unos 2 metros. Puede que esté en uno de los puntos más altos del país ya que muchas de sus zonas se encuentras bajo el nivel del mar. Las aquí montañas son casi inexistentes. En la terraza hay muchos jóvenes tomando alguna cerveza, que no son muy caras comparándolas con las de aquí. La terraza situada en el canal Single dispone además múltiples comidas para reponer fuerzas. Justo en frente se encuentra una de las casas más estrechas de Amsterdam con poco más de un metro de lado a lado ¿No lo crees? Mira aquí, es la casa roja con una ventana por piso y con unos rosales en su portal.

Tras este descanso voy a dirigirme a otro lugar al que no puedes faltar si vas a Amsterdam, un coffee shop. Son cafeterías en los que está permitida la venta de marihuana. El lugar funciona como una cafetería normal en la que además se puede consumir ésta planta). Me han hablado del De Dampkring  en el cual se rodó alguna escena de la película Ocean´s Twelve.  El local se encuentra perfectamente ambientado, tanto por fuera como por dentro.

cartel de un famoso Coffee shop

Además de todo esto, la urbe ofrece muchas más alternativas para todos los gustos . Por ejemplo: discotecas, teatros, cines, restaurantes, atracciones de entretenimiento (como un museo de los horrores) y un amplio etcétera.

Tras estar un rato allí salgo para caminar por sus calles casi en silencio. Cuando miro al cielo las estrellas parecen emanar pulsos luminosos que parecen querer mandarme algún mensaje.

Amsterdam es una de mis ciudades favoritas a la que espero volver muy pronto. ¡¿A qué esperas para ir?!

Si tú también quieres visitar Amsterdam empieza a planear el viaje mirando estos hoteles/alojamientos

 

 

Article by Luis Sigvel

Ambientólogo, amante de la naturaleza (en especial de las plantas). También me encantan las series y ...¡¡viajar!!

This Article Has 9 Comments
  1. Carola dice:

    Las palabras me llevan imaginariamente, y sueño caminar esas calles bajo las estrellas de Amsterdam. Sueño que pronto cumpliré.

  2. Con esas fotos es fácil querer perderse entre colores y reflejos. Qué ganas de perderse “bajo” el mar.

  3. […] Está a tan sólo 43 kilómetros de Amsterdam (ciudad de la que ya os hablé en Amsterdam by day y Amsterdam at night ) y a la cual se llega en media hora en tren. Su estación es  gigante al encontrarse en el cruce […]

  4. […] La noche comenzaba a caer y a transformarse.  Amsterdam ofrece muchas alternativas de ocio nocturno para todo tipo de gustos; pero eso os lo cuento en Amsterdam at night […]

  5. […] Está a tan sólo 43 kilómetros de Amsterdam (ciudad de la que ya os hablé en Amsterdam by day y Amsterdam at night ) y a la cual se llega en media hora en tren. Su estación es  gigante al encontrarse en el cruce […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error:
A %d blogueros les gusta esto: