street art toulouse

Toulouse, descubriendo la ciudad rosa.

Toulouse es una ciudad que nos ofrece dos experiencias diferentes pero complementarias, por un lado una ciudad con un casco histórico  que nos traslada a otro tiempo con calles estrechas, edificios de ladrillos, torres medievales que se alzan destacando en el paisaje de un ciudad relativamente plana y por otra parte una ciudad universitaria que nos ofrece un ambiente animado con una amplia oferta de bares y pubs.

 

Una de las múltiples contraventanas pintadas de la ciudad francesa

 

Preciosa casa de Toulouse en el centro histórico

El casco histórico

No es muy grande y lo mejor es perderse por sus calles; y si todos los caminos llevan a Roma en este caso llevan al Capitolium. La Place du Capitole es la plaza principal de la ciudad donde se encuentra el Ayuntamiento. En la zona de los laterales de la plaza encontramos los cafés y restaurantes de más tradición de la ciudad.

Capitolium (Edificio del Ayuntamiento )

Al norte del Capitolium por la Rue du Taur  se encuentran las principales casas de souvenirs y recuerdos, en donde destacan los productos fabricados a base de violeta, la flor típica de la ciudad.

En los alrededores de la ciudad podemos encontrar numerosas iglesias, palacios y patios; pero hay dos lugares que no debes dejar de visitar y que son de acceso gratuito:

El Jardin des Plantes, un espacio verde en el corazón de la ciudad ideal para relajarse, disfrutar del lago, ver los patos, cisnes y ocas. También podremos observar a la juventud jugando al  Mölkky, un juego finlandés muy similar a los bolos pero con tronquitos de madera.

El Garona y sus orillas, este río marca el límite occidental del casco histórico. Nos ofrece uno de los paseos más tranquilos de la ciudad, un buen plan es sentarse en la orilla en el césped, improvisar un picnic o sólo recostarse y disfrutar de las vistas sin prisas ni apuros.

Jardin des Plantes

 

Point Saint-Pierre

Al otro lado del río

Si seguimos el paseo junto al río Garona, del lado opuesto al casco histórico, nos encontramos con el museo de arte moderno, Museo de Les Abattoirs, en el edificio del antiguo matadero. En donde en ocasiones se realizan exposiciones en los exteriores del museo, en el Jardín Raymond VI.

Luego si tomamos la Rue Reclusane hasta la Rue de la Repúblique llegamos al antiguo depósito de aguas transformado en galería de arte, Galerie municipale du Château-d’Eau. Y junto a esta galería se encuentra el Pont-Neuf, el puente más antiguo de Toulouse a pesar de que su nombre indique lo contrario, que conecta nuevamente con el casco antiguo. Si atravesamos este puente desembocamos en la Rue de Metz; si continuamos por esta calle hasta Rue des Filatiers nos encontramos con la Place de la Trinité un lugar perfecto para tomar un té de violetas acompañado por una porción de tartas, que son especialmente ricas en esta ciudad.

Para terminar de conocer Toulouse no podemos dejar de explorar la vida nocturna; hay dos zonas principales para salir, la plaza Saint Pierre que es donde se encuentran la mayoría de los bares que suelen cerrar sobre las 3 am y la zona de Jean Jaures donde hay discotecas y el café Populaire. El ambiente de estas zonas es muy ameno y nos muestra otra faceta de esta ciudad.

Cafe des Artistes

Toulouse es una ciudad multicultural y una belleza del sur de Francia que no debemos dejar de visitar.

Y a ti, ¿Por qué te gustaría visitar la ciudad rosa?

Si te animas a viajar a Toulouse o a otros destinos mira estos hoteles

Article by valeria belén martin silva

Valeria, arqueóloga, amante de los viajes y los gatos. Siempre buscando el próximo destino por descubrir.

This Article Has 1 Comment
  1. […] nos ofrece diversos destinos donde podemos vivir una experiencia única. Uno de estos lugares es Toulouse, ubicada al sur de Francia y conocida como la ciudad […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error:
A %d blogueros les gusta esto: